Politicas del blog

¿Tengo políticas? A ver, pensemos. ¿Cuál podría ser una política más o menos decente? 

En este blog se hacen reseñas demasiado sinceras. Y con sinceras no quiere decir irrespetuosas, solo que no sé cómo edulcorar las cosas. ¿Eso es algo bueno o malo? 

Tiendo a exagerar las cosas. Por lo que la mayoría de mis reseñas van a ser desde un punto de vista exagerado. Algunos libros me van a parecer muy buenos, al extremo de idolatrarlos, y otros me van a parecer todo lo contrario, al extremo de odiarlo. Pero de todos modos siempre tiendo a ser respetuosa, no os preocupéis. 

Mi blog no cumple con los requisitos como para que una editorial me contacte. Y como a mí no me interesa trabajar con editoriales, no pretendo cumplirlos. Este es solo mi medio de expresión, diversión, de desahogo. De locura. De estupidez. Aunque no le hago el quite a nada, solo que si me pasaran libros me sentiría presionada y terminaría haciendo explotar el planeta tierra. Como digo en mis reseñas: Leo lo que se me da la gana cuando se me da la gana. 

Aunque si algún día cumplo con los requisitos, y siempre y cuando no esté tan loca, me animaré a contactar con alguna editorial. Por ahora, sigo desquiciada.  

Un aviso: Tengo muchos modismos extraños que intento no usar, pero que se me salen igual. Esto no es una política, es una disculpa de ante mano. 

Y si se me ocurre algo mas, voy a agregarlo. 

Sería.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. ¿Vas a comentar? Adelante. Puedes decir lo que se te de la regalada gana. Yo soy feliz de leerte. Porfa, intenta no hacer spam.